Balneum Pediatric Crema Piel Seca, 200ml

10,50

Para piel de bebé seca o atópica.  Hidrata y nutre cada día la piel de los bebés.

SKU: 177353 Categorías: , , Brand:

Descripción

Balneum Pediatric es una crema emoliente para el cuidado diario de la piel del bebé y de los más pequeños de la casa

La composición de la crema Balneum Pediatric para piel seca y/o atópica permite hidratar la piel y mantener la barrera natural cutánea, la piel relajada, suave e hidratada si se utiliza de forma regular.

La crema Balneum Pediatric contiene en su formulación ingredientes activos que ayudan a mantener una  piel sana a los más pequeños de la casa. Sus ingredientes principales son:

Glicerina, un agente activo que proporciona una intensa hidratación a las pieles delicadas y contribuye  mantenerlas sanas y cuidadas.

Aceite de Coco natural, ingrediente que aporta importantes lípidos naturales para mantener la piel bien nutrida y que de esta manera mantenga su estructura natural.

Balneum Pediatric no contiene colorantes, perfumes ni parabenos, por lo que es totalmente respetuosa con las pieles delicadas y sensibles. Su eficacia y seguridad han sido comprobadas bajo control dermatológico.

Consejos para cuidar la sensible piel del bebé

La piel es el órgano de mayor tamaño y la más expuesta a agresiones externas como el clima, el roce con la ropa, el agua, el sol, agentes infecciosos, etc. La piel del bebé es más permeable que la de un adulto a muchas sustancias que pueden resultar tóxicas, ya que su grosor es entre un 40% y un 60% más fino que el de la piel de un adulto. Por este motivo las concentraciones de champús, geles, cremas o lociones hidratantes, etc. para uso en bebés debe ser controlada en dosis adecuadas.

El espesor de la piel de los bebés también facilita las pérdidas de calor y de agua, un aspecto muy importante que hay que tener en cuenta, especialmente en los recién nacidos y en los prematuros. En esta etapa de la vida, la piel es químicamente menos ácida, debido al ácido láctico y a un bajo contenido en ácidos grasos, lo que disminuye su resistencia a agentes infecciosos y parasitarios. El bebé aún no ha desarrollado suficientes mecanismos defensivos porque sus glándulas sebáceas son escasas y el desarrollo del sistema inmune (de defensa) es inmaduro todavía.

Todos estos factores condicionan el riesgo de contraer enfermedades de la piel de tipo infecciosas e inflamatorias.  La piel del bebé tiene unas características especiales, por lo que necesita de unos cuidados específicos para mantenerla siempre sana; proteger la piel del bebé con cremas específicas como Balneum Pediatric es imprescindible tanto en inverno como en verano.

  1. El baño : El agua no debe estar ni fría ni caliente, sino a la temperatura de su cuerpo. Es habitual tocar el agua con el codo o con la parte interna de la muñeca,  pero es mejor usar un termómetro de bañera para evitar errores. Y siempre, siempre, confirmar que el agua está a la temperatura adecuada antes de sumergir al pequeño. Para el recién nacido basta un baño de cinco minutos, incluso menos, para evitar que la piel se reseque o que se vaya a enfriar mientras lo bañamos. Podemos usar simplemente agua o añadir un poco de jabón hipoalergénico especial para bebés, limpiando con especial cuidado los pliegues de la piel en las piernas, la zona que queda expuesta a heces y orines y también la zona entre los dedos de las manos y los pies.  Siempre después del baño es necesario aplicar una crema emoliente específica para bebés como Balneum Pediatric.
  2. El pañal: Hay bebés que toleran los pañales habituales pero otros sufren alergias e irritaciones simplemente por el contacto con los productos químicos que contienen con lo que hay que optar por pañales desechables de fibras orgánicas o por los lavables de tela. Para evitar irritar su piel es conveniente usar pañales de su talla y no ponerlos demasiado apretados. La manera de confirmarlo es observar si dejan marcas en la piel de los muslos. Además tampoco tenemos que ponerles ropa demasiado justa en esa zona para que no comprima el pañal contra la piel.
  3. Restos de alimentos en la cara o las manos: Pueden producir irritaciones, por lo que es mejor limpiar la zona con una gasa húmeda y cambiar la ropa si se ha mojado. Dejarle la carita sucia puede ser causa de una erupción y es mejor prevenirlo.
  4. La ropa: Eligir ropa de algodón natural, preferiblemente orgánico, que es transpirable y no lleve añadidos de fibras sintéticas. Hay que cortar bien las etiquetas antes de ponerle la ropita al niño, pues su roce puede irritar su piel y hasta hacerles rapaduras.
  5. El frío, el viento y el sol: Salir de paseo es muy conveniente para los bebés, que le de el aire teniendo cuidado con los elementos atmosféricos más agresivos: frío, viento y sol. Que el bebé reciba luz solar ayuda a su organismo, proporcionándole vitamina D, pero no le puede dar el sol directo en los ojos ni exponerlo a los rayos directos, especialmente en verano y en general, aplicarles protector solar. En invierno debemos protegerlo del viento y el frío, que también pueden irritar la delicada piel de su cara, por lo que debemos llevarlo en un porta bebés adecuado o usar la capota del cochecito si hace mucho viento.

Balneum Pediatric para la piel seca o atópica del bebé hidrata su piel previniendo y tratando eczemas y zonas más delicadas como los plieges de los codos, rodillas, cuello y cara.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.