Publicado el

Sin lactosa. Las mentiras sobre los productos “Sin lactosa”

¿Lactosa si o no?, ¿Leches vegetales? ¿Leche de soja?

Tú decides si consumir leche con o sin lactosa, pero debes hacerlo conociendo con toda la información posible, porque puede que lo que te intentan vender como “lo más saludable” no lo sea, y solo sirva para pagar más por nada.

Sigue habiendo muchas dudas respecto a la leche, por lo que comentaremos las dos grandes mentiras sobre la leche y los productos sin lactosa.

Básicamente vengo a decir en él que la publicidad y los supermercados nos incitan a la compra de productos sin lactosa con promesas de sentirnos mejor, más lígeros, etc… Dando a entender, que no diciendo explícitamente porque no es legal, que es un producto más saludable que la leche normal y cuando dicen ligero invitan también a que pienses que es ligth, con menos calorías.  Y NI LO UNO, NI LO OTRO.

Si tu digieres la lactosa con normalidad, tu cuerpo no va a notar mejoría ninguna al ingerir productos sin lactosa.  Simplemente no fabricará la enzima encargada de hacer esto, la lactasa, y nada más pero no vas a sentirte especialmente bien, ni más guapa ni más sonriente.  Otra cosa es que seas INTOLERANTE a la lactosa que entonces obviamente vas a notarlo muchísimo y vas a poder tomar esa leche con normalidad o si la compras porque alguien de tu familia es intolerante a la lactosa y te resulta más cómodo comprar un sólo producto para todos que andar haciendo diferencias, perfecto.

Y respecto a que sea más saludable pues tampoco.  La lactosa es un disacárido (azúcar) compuesto por dos moléculas de monosacáridos, una de glucosa y otra de galactosa.  A LA LECHE SIN LACTOSA NO LE QUITAN EL AZÚCAR, sólo rompen el enlace entre la glucosa y la galactosa dejando hecha ya la labor que realiza la enzima lactasa.   Por lo tanto, ¿tiene menos azúcar? NO, antes tenías 2 y ahora tienes 1+1 pero el cómputo total de azúcar es exactamente el mismo, 5gr/100gr de producto, pero eso sí a leche ha pasado a costar el doble en el lineal del supermercado.

Te recomiendo que veas el vídeo que te he indicado arriba, pese a mi voz de catarro total, merece la pena.

leche de almendras, avena, arroz
leche de almendras, avena, arroz

Afortunadamente la oferta ahora en variedades de leches VEGETALES es amplísima: de alpiste, quinoa, avena, arroz, almendras, etc… Y ¿por qué sustituirlas por la de vaca o la de soja?

La leche de vaca ha sido y es recomendada por médicos y algunos nutricionistas sobre todo por su alto contenido en calcio pero tiene, para mi, dos grandes inconvenientes:

  1. Lactosa: Es un azúcar rápido que algunas personas dirigieren con mayor dificultad a medida que maduran y les produce dolores abdominales, flatulencias, digestiones pesadas y retención de líquidos. Estudios realizados en personas con un consumo elevado de este azúcar han demostrado que tiene un alto grado adictivo por ser un disacárido que se consume sin ser consciente de estar haciéndolo.
  2. Aditivos químicos: Queda claro que cuando una mujer está amamantando se le insiste en que no tome prácticamente ningún medicamento porque éstos pasan a la leche y son ingeridos indirectamente por el lactante. Luego entonces ¿crees que los medicamentos y otras sustancias químicas que toman las vacas no pasan esta barrera? La dura, durísima competencia en el mercado de la leche de vaca hace que los medios para optimizar el rendimiento productivo no siempre miren más allá de balances de pérdidas y ganancias y de ahí la diferencia de precio tan abismal entre las marcas de leche.

leche de soja para trastornos de la menopausia

La leche de soja no contiene lactosa pero interfiere en la absorción del Yodo por la tiroides (contraindicada en hipotiroidismo)y además contiene un alto nivel de isoflavonas y no debe usarse con niños(consulte a su médico) ya que su consumo ha sido relacionado con pubertad precoz en niñas y feminización del desarrollo sexual en niños alimentados con leche de soja. De hecho es una bebida recomendada para las mujeres con menopausia (bajo nivel de hormona femenina) para subir esta hormona. Así que cuidado con la leche de soja que tanto nos quieren vender como súper saludable porque detrás hay muchos intereses de grandes países productores de soja que no saben que hacer con tanto excedente (y ya si hablamos de transgénicos… en fin ese sería tema para otra artículo entero!).

Leche sin lactosa (desnatada, semi o entera), con lactosa, de arroz, de avena, de quinoa, de alpiste, de almendras, de lo que quieras. Tú decides, pero informad@.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *