Publicado el

¿No puedes dejar los laxantes?

no puedo dejar los laxantes

Deja de tomar laxantes de forma habitual

Si quieres dejar los laxantes porque sientes que han tomado el control de tu sistema digestivo, sigue leyendo y vuelve a tomar el control…

Sois muchos y sobre todo muchas los/las fans de nuestra web que en privado me hacéis esta consulta:  “Empecé tomando laxantes por alguna razón y ahora siento que no puedo dejarlos, ¿qué puedo hacer?”

Dejar los laxantes de golpe no es fácil pero se puede salid de esa espiral infinita.

“Empecé tomando algún que otro laxante en situaciones puntuales, de puntuales pasaron a frecuentes y de ahí a diarias. Primero eran laxantes suaves, cuando éstos ya no hacían efecto pasé a otros más fuertes y, cuando ya no había más fuertes, a tomarlos en cantidades ingentes. Ahora he empezado a notar efectos adversos en mi salud y quiero dejar los laxantes pero no puedo porque entonces no voy al baño en días y días, me siento hinchado/a, comienzo a obsesionarme con el tema, siento ansiedad y vuelvo a las andadas”

 

Tipos de laxantes disponibles en el mercado

Vamos a hablar de los distintos tipos de laxantes que existen para que cada uno/a ubique dónde está y como dar marchas atrás desde su situación personal.  Están ordenados de menor a mayor efecto adverso; si estás en el punto 5 lamento ser yo quien te diga lo que ya sabías… . tienes que hacer algo al respecto inmediatamente. Yo no lo llamaría una adicción, pero sí una dependencia tanto física como mental. Física porque tu intestino se ha hecho un estreñido crónico y mental porque te da miedo dejar de hacerlo y que tu cuerpo reaccione con un efecto rebote.

  • 1.- REGULADORES

Aumentan el volumen del bolo fecal y las hace más blandas.

PLANTABEN, PLÁNTAGO OVATA (ISPAGHULA), GOMA GUAR, SALVADO, SEMILLAS DE LINO…

Efectos molestos: Hinchazón abdominal/flatulencia. Cuidado: enfermos Crohn, colon irritable, diabéticos y pacientes encamados.

  • 2.- LUBRICANTES/EMOLIENTE

Recubren las heces de una capa de aceite hidrofóbica.

PARAFINA LIQUIDA, HODERNAL, EMULIQUEN SIMPLE, GLICERINA, ROVI, VILLARDEL, GLICILAX, MICRALAX, …

Efectos molestos: prurito anal si se usa en grandes cantidades.

  • 3.- OSMOTICOS

Derivados de azúcares simples, favorecen la atracción del agua por ósmosis.

LACTULOSA, LACTITOL, DUPHALAC, OPONAF, EMPORTAL, MOVICOL, …

Efectos molestos: pocas veces, hinchazón abdominal. Cuidado: controlar en diabéticos.

  • 4.- SALINOS

Aumentan la presión abdominal y segregan la hormona Colecistonina que acelera el tránsito intestinal. Son sales inorgánicas (sulfatos, fosfatos y sales de magnesio).

HIDROXIDO DE MAGNESIO, CARBONATO DE MAGNESIO, SULFATO DE MAGNESIO,…

Efectos molestos: Retortijones y dolor abdominal. Cuidado: Vuelve al intestino “perezoso”, hiperfosfatemia, hipocalcemia, hipernatremia, deshidratación.

  • 5.- ESTIMULANTES

Aumentan el peristaltismo intestinal irritando la mucosa y las terminaciones nerviosas y aumentando el líquido en el intestino.

SEN (EXTRACTO DE XEN), BISACODILO (DULCO-LAXO), PICOSULFATO SODICO (EVACUOL, EMULIQUEN LAXANTE), FRÁNGULA, ALOE (ALOEDIS, FAVE ALOE), RUIBARBO, ACEITE DE RICINO, CASCARA SAGRADA (ZENINAS), MEZCLAS DE ESTAS MISMAS, FAVE DE FUCA, CENAT, ROHA-MAX, AGIOLAX, BIOLID.

Efectos molestos: dolor abdominal, acumulación de fluidos, nauseas. Cuidado: Crean dependencia, eliminan los probióticos intestinales, pérdida de la función evacuadora normal, deshidratación que sufren sobre todo la piel y los riñones, causan mala absorción de las vitaminas.

 

 

Como dejar los laxantes evitando un efecto rebote

Se trata de ir dando pasitos hacia atrás en orden inverso a sus efectos adversos.

Si estás con laxantes estimulantes, pásate primero al Aloe Vera porque dentro de esa categoría es, con diferencia, el menos irritante. Intenta usarlo cada vez de un modo más espaciado, al principio días alternos, luego cada tres ó cuatro, …

Hay que reeducar a tu intestino a que trabaje.

Después te recomendamos que, a la vez, vayas tomando probióticos (te recomendamos alguno a continuación) para repoblar la flora intestinal que has perdido en el proceso, y que eso ayude a movilizar los intestinos y que vayan acostumbrándose nuevamente a funcionar por sí mismos, sin ayudas eternas:

Llegados a este punto puedes empezar a dejar a tu cuerpo que haga lo que mejor saber hacer, autorregularse y como mucho, en situaciones ocasionales, usar algún laxante de los tipos (1, 2 ó 3).

Consulta y confía siempre en tu médico, nosotros somos farmacéuticos, y por lo tanto podemos asesorarte sobre los medicamentos, pero nunca prescribirlos. Tu historial médico es fundamental, confidencial, y está en sus manos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.