El agua te ayuda a adelgazar fácil y saludablemente.

Te presentamos unos cuantos consejos para que beber tu dosis diaria recomendable de agua te resulte mucho más fácil y cómodo.

Cuando algunos de vosotros me decís “quiero adelgazar” mi primer tip o truco es el siguiente:

Debes beber al menos 2 litros de agua a día para comenzar bien la dieta y notar resultados mucho más rápidamente.

Más adelante ya iremos poquito a poco introduciendo algún suplemento que nos ayude a acelerar el metabolismo, pero lo primero que debes cambiar es esto.

A menudo, recibo caras de sorpresa y sé que están pensando: “pero, ¿no me vas a dar ningún producto milagro?“, ese que me va a ayudar a perder peso sin hacer nada… Pues no, en realidad estoy siendo lo más sincera que puedo ser así que deberías alegrarte de que la buena noticia es que tienes al alcance de tu mano el producto más sano y efectivo para ayudarte a adelgazar, el agua. Preferiblemente de baja concentración en Sodio (Na) y en residuo seco pero, en cualquier caso, aunque sea del grifo siempre será mejor beber ese agua que no beber nada.

A veces estamos tan rodeados de información sesgada y de intereses comerciales que hacemos más caso de lo que queremos escuchar que de lo que nos dicen aquellos que nos cuentan la verdad.  Para comenzar bien cualquier plan de adelgazamiento debes empezar por lo más básico beber 2 litros de agua al día, ó 3 litros si el día anterior has comido cosas saladas (comida china, anchoas, aceitunas, etc…).

Adelgazar bebiendo agua

Aquí van mis consejos para ayudarte a ingerir ese maravilloso líquido que te mantendrá hidratado por dentro, eliminará muchas de las toxinas de tu cuerpo y te ayudará a adelgazar de una forma más efectiva:

  1. Reparte los 2 litros a lo largo del día.  No sirve de mucho si bebes todo el agua por la mañana y el resto del día te olvidas.
  2. Intenta beber una buena cantidad justo antes de comer, te aportará sensación de saciedad y te ayudará a bajar de peso.
  3. Reparte el agua el varias botellas pequeñas, de 500ml.  Si eres de los que dicen “Me cuesta mucho beber agua, no me entra”, este truco te va a venir fenomenal porque al cerebro le resulta menos “cuesta arriba” pensar en beber 4 botellas pequeñas que 1,5 grandes.  Además podrás repartirla mejor a lo largo del día y transportarla más cómodamente en tu bolso, bolsa o mochila para el gimnasio.
  4. El agua fría se digiere mucho más rápido y hace que el cuerpo tenga que gastar calorías para elevar la temperatura de este mágico líquido, así que ya sólo por eso estás obligando a tu cuerpo a gastar calorías y es otra de las cosas que nos va a ayudar a adelgazar.
  5. Si quieres puedes añadirle zumo de limón y así cambiarle el sabor aportando a la vez muchas vitaminas.

Espero que todo esto te ayude y motive a seguir un plan de vida y de alimentación sano y divertido donde estos trucos te hagan todo mucho más fácil.

Desde La Parafarmacia en Casa, nuestro más cariñoso saludo.

Ana Belén Castejón.

Opt In Image
SUSCRIBETE Y OBTÉN DESCUENTOS Y VENTAJAS
Se el primero en informarte de novedades y ofertas
  • Recibe cupones de descuento.
  • Novedades sobre productos de tu interés.
  • Benefíciate de ofertas exclusivas.

Podrás darte de baja cuando desees y recibirás exclusivamente información de tu interés.