¿Qué es una contusión?

Más del 90% de las lesiones deportivas son producidas por un traumatismo menor que afecta a los tejidos blandos (músculos, tendones y/o ligamentos).  Una contusión o moretón es una lesión del tejido blando producida por un golpe brusco, como por ejemplo una caída o un puñetazo. El resultado será dolor e hinchazón localizados y una mancha morada en esa misma zona o, a veces, por efecto de la gravedad, un poco más debajo de la zona que recibe el impacto. El tratamiento de las contusiones incluye reposo, hielo, compresión y elevación.  Las contusiones más graves y/o aquellas que se producen en un hueso deben ser examinadas por un médico.

¿Qué es una lesión muscular?
Una anomalía dolorosa que se produce a nivel muscular siendo sus causas más comunes debidas a un exceso de esfuerzo o golpe externo.  Este tipo de lesiones son en mayor medida las llamadas lesiones deportivas, ya que estadísticamente ocupan el primer lugar como causa de enfermedad generada en estos profesionales, por los excesos de esfuerzo o los accidentes deportivos.

¿Qué es un esguince?
Un esguince es una lesión en un ligamento.   Se suele producir como consecuencia de una torcedura. Los esguinces se producen con mayor frecuencia en los tobillos, rodillas y muñecas. El tratamiento de los esguinces incluye reposo, hielo, compresión y elevación. En el caso de que el ligamento se desgarre (parcial o totalmente) casi siempre es necesaria una cirugía reparadora.

¿Qué es una distensión?
Una distensión es una lesión en un músculo o tendón que se suele producir por uso excesivo, fuerza o estiramiento. El tratamiento de las distensiones incluye reposo, hielo, compresión y elevación. En caso de que se desgarre un músculo, quizá se deba realizar una reparación quirúrgica.

 

LA DISTENSIÓN LUMBAR

 

lumbago
La distensión lumbar es una lesión en la parte baja de la espalda que daña tendones y músculos provocando espasmos y mucho dolor.

Causas
Un traumatismo causado por una gran fuerza o una torcedura brusca y repentina de la parte baja de la espalda.  Hay deportes más propicios para esta lesión como son el fútbol, el levantamiento de pesas, el baloncesto, el béisbol y el golf.   Hay ciertos factores de riesgo como son la curvatura excesiva de la parte baja de la espalda (hiperlordosis), la pelvis inclinada hacia adelante, la debilidad en los músculos de la espalda o abdominales y la tensión en los músculos posteriores del muslo (isquiotibiales).
Síntomas
Dolor repentino en la parte baja de la espalda.
Espasmos en la parte baja de la espalda que producen dolor más intenso.
Dolor al tocar la parte baja de la espalda y al moverla.
Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.
Tratamiento
Reposo.
Aplicación de bolsas de hielo y compresión en la espalda.
Ejercicios para fortalecer los músculos abdominales, cuando la lesión haya mejorado.
Ejercicios de estiramiento y fortalecimiento de la parte baja de la espalda a medida que se recupera.

LA TENDINITIS ROTULIANA
Es una inflamación del tendón rotuliano que es el que conecta la rótula con la tibia.

Causas
Puede ser provocada por el uso excesivo de la articulación de la rodilla, como por ejemplo correr o saltar repetidamente sobre superficies duras o con un calzado inadecuado.
Síntomas
Dolor y sensibilidad en la rodilla, sobre todo en la parte donde se une con la tibia.
Hinchazón.
Dolor al andar, correr y sobre todo saltar.
Dolor al doblar o al estirar la pierna.
Siempre consulte a su médico para el diagnóstico. Puede ser necesario realizar una radiografía de la rodilla.
Tratamiento
Medicamentos antiinflamatorios.
Reposo.
Aplicar bolsas de hielo (para reducir la inflamación).
Ejercicios de estiramiento y fortalecimiento.

EL SÍNDROME DE ESTRÉS RÓTULO-FEMORAL (RODILLA DE CORREDOR)

Rodilla-dolorida
Es un rozamiento de la rótula contra el fémur al moverse.

Causas
La rodilla de corredor puede deberse a un defecto estructural en los huesos o a una determinada forma de caminar o correr. Otras causas pueden incluir las siguientes:
La rótula está demasiado elevada en la articulación de la rodilla.
Debilidad de los músculos de los muslos.
Tensión de los músculos posteriores del muslo.
Tensión de los tendones de Aquiles.
Caminar o correr con los pies hacia adentro mientras que los músculos del muslo tiran de la rótula hacia fuera.
Síntomas
Dolor en la rótula o en la zona de alrededor al moverse o después de permanecer mucho tiempo sentado.
Sensación de debilidad o inestabilidad de la rodilla.
Sonido de roce, fricción o chasquido en la rodilla que se oye ocasionalmente al flexionar o estirar la pierna.
La rodilla está muy sensible al tocarla.
Siempre consulte a su médico para el diagnóstico. Es necesario un examen físico y rayos X.
Tratamiento
Ejercicios de estiramiento de los músculos de las piernas.
Ejercicios de fortalecimiento de los músculos de las piernas.
Calzado con refuerzo para el arco.

FRACTURAS OSEAS POR SOBRECARGA
Las fracturas por sobrecarga son puntos débiles o pequeñas fisuras del hueso causados por el uso excesivo continuo. Estas fracturas se suelen producir en el pie después del entrenamiento para correr, para baloncesto o para otros deportes. Los huesos de la parte media del pie (los metatarsianos) de los corredores son especialmente vulnerables a las fracturas por sobrecarga.

Causas
El uso excesivo y continuo de una extremidad.  Microtraumatismos repetidos sobre un hueso, como por ejemplo el impacto del pie contra una superficie dura una y otra vez.
Síntomas
Es posible que una fractura por sobrecarga no produzca hinchazón.  Cada individuo puede experimentar los síntomas de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir los siguientes:
Dolor, a menudo después de la práctica prolongada e intensa de ejercicios.
Dolor que desaparece después del ejercicio pero que se vuelve a manifestar al reanudarlo.
El diagnóstico de una fractura por sobrecarga se suele confirmar mediante un examen físico y una historia médica completa.  Los rayos X no siempre detectan las fracturas por sobrecarga recientes porque son muy delgadas.   Sólo se puede confirmar su presencia a través de los rayos X cuando se forman callos alrededor de la fractura.   El método más fiable, aunque caro, para detectar estas fracturas es el ESCÁNER.
Tratamiento
Reposo.
Uso de calzado con mucha amortiguación.
Correr sobre superficies blandas.

EL SÍNDROME DE ESTRÉS DE LA TIBIA MEDIAL
Es el daño de uno de los dos grupos de músculos situados a lo largo del hueso de la espinilla, que provoca dolor.

Causas
Se puede producir por permanecer mucho tiempo de pie o por un esfuerzo repetido en la parte inferior de la pierna. Hay dos tipos:
Síndrome de estrés de la tibia medial-anterolateral – afecta a la parte frontal y externa de los músculos de la espinilla y se produce por un desequilibrio congénito (presente al nacer) en el tamaño de los músculos opuestos.
Síndrome de estrés de tibia medial posteromedial – afecta a la parte posterior e interna de los músculos de la espinilla y se produce por correr y/o por utilizar calzado inadecuado.
Síntomas
La ubicación del dolor depende del grupo de músculos afectados. Los siguientes son los dos tipos de síndrome de estrés de la tibia medial:
Síndrome de estrés de la tibia medial anterolateral – el que afecta a la parte frontal y externa de los músculos de la espinilla.  Síntomas: dolor en la parte frontal y externa de la espinilla; el dolor se empieza a sentir cuando el talón toca el suelo al correr. Finalmente, el dolor se vuelve constante y la espinilla duele al tocarla.
Síndrome de estrés de tibia medial posteromedial – el que afecta a la parte posterior e interna de los músculos de la espinilla.  Síntomas: el dolor se inicia en la parte inferior interna de la pierna por encima del tobillo. El dolor se intensifica al pararse de puntillas o al doblar el tobillo hacia adentro. A medida que avanza la enfermedad, se agrava el dolor y finalmente se produce inflamación.
El diagnóstico del síndrome de estrés de la tibia medial se suele confirmar con el examen físico y la historia médica completa.
Tratamiento
Ejercicios de estiramiento y fortalecimiento.
Correr con calzado de talón rígido y con refuerzo especial para el arco.
Cirugía, en los casos severos en los que la parte del hueso de la espinilla se haya desgarrado.
PREVENCIÓN DE LAS LESIONES DEPORTIVAS

La mayoría de las lesiones deportivas son el resultado de un entrenamiento inadecuado y/o debilidad de los músculos y articulaciones corporales.
¿Cómo se puede prevenir una lesión deportiva?
Un calentamiento adecuado.
Estirar bien después de cada sesión de entrenamiento.  Dedicarle al menos 10 minutos diarios a los estiramientos.
No sobrecargar los músculos.  Dejar descansar a los diferentes grupos musculares.  En general, cuanto más grande es un grupo muscular mayor descanso necesita entre cada sesión de entrenamiento.
Al final del ejercicio o la actividad deportiva, hacer un trabajo de muy bajo esfuerzo (regenerativo).
Utilizar el calzado adecuado a cada deporte
Las lesiones de la espalda pueden prevenirse mediante:
Ejercicios de para reducir la curvatura excesiva de la parte baja de la espalda.
Ejercicios de fortalecimiento abdominal y lumbar.
Estiramientos de la parte baja de la espalda.
Si sufre alguna lesión deportiva, asegúrese de rehabilitarla adecuadamente antes de reanudar el ejercicio.

NUESTRA RECOMENDACIÓN: Fisiocrem Solugel 60 gr.   EPAPLUS COLAGENO + ACIDO HIALURONICO ARTICULACIONES
Las lesiones musculares son muy comunes tanto en deportistas de alto nivel, como en deportistas aficionados.  Las causas más comunes que producen este tipo de lesiones son: sobrecarga de entrenamiento, entrenamiento inadecuado (sin calentamiento o sin estiramientos musculares), mala alimentación, una deficitaria ingesta de líquidos, gesto deportivo incorrecto o simplemente un determinado esfuerzo.

Estas lesiones comprenden desde una simple fatiga muscular hasta un desgarro o incluso una rotura  muscular.  A continuación se describen las lesiones musculares más comunes, cual es su tratamiento y cómo podríamos prevenirlas.

FATIGA MUSCULAR
Conocida comúnmente como sobrecarga muscular. Se puede definir como un estado en el cual, el músculo tiene mayor tono del habitual y menor elasticidad, con lo cual, sentimos ese músculo pesado, incómodo, agotado.

Tratamiento: aplicar calor local, masaje, y estiramientos. También sería conveniente revisar el plan de entrenamiento para ver si el ritmo de trabajo y la progresión es adecuada para esa persona.

CALAMBRE MUSCULAR
Se trata de una contractura dolorosa, intensa e involuntaria del músculo, en la cual se produce un acortamiento máximo del vientre muscular. Normalmente se da durante la actividad y por lo general es aislada. En personas jóvenes se supera rápidamente y en personas de más edad puede detener la actividad.

Tratamiento:  Reposo durante 24-48 horas. Estiramiento regular y potente para devolver al músculo su longitud habitual. Aplicar calor local y masaje circulatorio y descontracturante.  Se puede prevenir con un entrenamiento correcto y evitando la fatiga.

CONTRACTURA MUSCULAR
Estado muscular doloroso en reposo y al estirar y, sobretodo, durante la contracción contra resistencia. El músculo está hipercontraído y se produce por un acumulo local de ácido láctico debido al exceso de trabajo. El dolor aparece de manera progresiva durante o inmediatamente después del esfuerzo.

Tratamiento:  reposo de 2 a 4 días. Calor local mediante infrarrojos, fangos, baños calientes, almohadilla eléctrica, y masaje descontracturante.

ELONGACION MUSCULAR

Rebasamiento de los límites de elasticidad del músculo producido por un alargamiento brusco de éste. Provoca dolor vivo, repentino e impotencia funcional moderada, es decir, el deportista puede terminar su esfuerzo con un ritmo más lento. El dolor cesa con el reposo, se localiza bien y se reaviva al mover o contraer el músculo.
Si no se hace el reposo adecuado y se le trata correctamente puede derivar al desgarro muscular.

Tratamiento:  durante los dos primeros días se hará reposo y se aplicará hielo. Después del 2º día habrá que aplicar calor (infrarrojos, fangos, baños calientes), masaje descontracturante suave, ejercicios isométricos progresivos (simple contracción del músculo, sin movimiento) y ejercicios de estiramiento pasivos progresivos y prudentes.
Es importante no masajear en el momento del accidente y evitar probar el músculo en ese momento, ya que podríamos empeorar la lesión con rotura de fibras.

DESGARRAMIENTO MUSCULAR
Puede ser tirón o desgarro muscular dependiendo de la cantidad de fibras musculares que se rompen.
Ruptura de algunas fibrillas musculares que sobreviene durante un esfuerzo violento y brusco y que da la sensación de una cuchillada o de un latigazo.
En el cuerpo del músculo se nota una depresión con aparición de un hematoma. El dolor aparece al contraer el músculo y a la palpación.

Tratamiento:  va variando conforme se va recuperando la lesión:

  1. Inmediato: Reposo con la extremidad en alto durante 1 semana. Aplicar hielo varias veces al día. Prohibido hacer masaje.
  2. A partir de 10 ó 15 días: Cuando ha desaparecido la inflamación y se organiza el núcleo fibroso (posteriormente cicatriz). Entonces aplicaremos calor, ya se puede hacer masaje a distancia del punto de lesión y al final, masaje desfibrante transverso. Comienzo del trabajo isométrico muy suave.
  3. A partir de la 3ª-4ª semana:  Cuando ya no hay dolor, masaje desfibrante de la cicatriz, vuelta a la tonificación de forma muy suave y reeducación propioceptiva.

ROTURA MUSCULAR
Es la última fase del desgarramiento muscular, se produce ruptura de fibras y aparece un verdadero “escalón” en el cuerpo muscular.
El tratamiento es esencialmente quirúrgico, se realiza una sutura “cabo a cabo” y debe hacerse precozmente si se quiere obtener buenos resultados.

  1. Plan de entrenamiento adecuado para cada persona que siempre debe incluir: calentamiento local y general, y sobre todo, estiramientos.
    2. Masajes descontracturantes y circulatorios para mantener los músculos descargados y en estado óptimo para la práctica deportiva.

NUESTRA RECOMENDACIÓN: Fisiocrem Solugel 60gr. , EPAPLUS COLAGENO + ACIDO HIALURONICO ARTICULACIONES

 

Opt In Image
SUSCRIBETE Y OBTÉN DESCUENTOS Y VENTAJAS
Se el primero en informarte de novedades y ofertas
  • Recibe cupones de descuento.
  • Novedades sobre productos de tu interés.
  • Benefíciate de ofertas exclusivas.

Podrás darte de baja cuando desees y recibirás exclusivamente información de tu interés.